Otros diálogos

 


 

Con este primer número de Otros Diálogos, arranca un nuevo proyecto editorial de El Colegio de México después de varios meses de preparación. Inspirada en la revista Diálogos que fundara Ramón Xirau en 1964, con esta iniciativa buscamos construir, desde El Colegio de México, un espacio que recupera la tradición de la institución como articuladora de conversaciones desde las humanidades, la literatura y las ciencias sociales.

Sería imposible emular el trabajo de Diálogos sin Ramón Xirau. Como Ana María Icaza dijera en alguna de las reuniones que hemos tenido con ella en el camino, “Ramón era la revista”. De ahí el nuevo nombre, Otros Diálogos, con el que inauguramos una nueva etapa, reconocemos el legado de la antigua Diálogos y confirmamos el carácter de la revista como un espacio que esperamos que convoque a la conversación, la reflexión y el debate.

¿Por qué un proyecto editorial más dentro de El Colegio de México? Son varias las razones. Una de ellas es la vigencia de la antigua Diálogos, la cual se mantiene hasta hoy como una referencia. Los 21 volúmenes (con 131 números) publicados entre 1964 y hasta la terminación de la revista en 1985 siguen siendo ampliamente consultados. La sección “Números parlantes” de Otros Diálogos muestra que, entre junio de 2015 y julio de 2017, los artículos de la antigua Diálogos fueron vistos o descargados en 28,815 ocasiones. Tomamos esta numeralia como testimonio de la vigencia de los encuentros intelectuales que generó la revista y de la importancia de mantener desde las instituciones académicas espacios donde confluyen las visiones inter y transdisciplinarias con una lógica de comunicación ágil y dirigida a una comunidad más amplia que la de los especialistas.

Al igual que su antecesora, Otros Diálogos se comenzó a construir desde varias conversaciones formales e informales. Esta publicación digital es resultado del trabajo que durante varios meses desarrollamos en conjunto: la directora de Publicaciones de El Colegio, Gabriela Said (editora de la revista); el secretario académico, Vicente Ugalde (miembro del Comité Académico Editorial de Otros Diálogos); su jefe de redacción, Christopher Domínguez; Nieves Valdés, diseñadora de la imagen digital, y yo. La naturaleza colectiva de la revista queda también plasmada en las contribuciones de la sección “Ventana”, en la cual se presentan colaboraciones de los miembros del Comité Académico Editorial. Mosaico que ejemplifica la diversidad de la comunidad académica de El Colegio, los diversos trabajos que componen la sección fueron discutidos y comentados en grupo.

Este número también convoca a otros miembros de la comunidad “colmeca”: profesores, estudiantes, egresados, quienes interrumpieron momentáneamente su trabajo cotidiano para reflexionar y compartir con nosotros textos inéditos, poemas, reseñas. En ese mismo espíritu, nuestros bibliotecólogos elaboraron la sección “Números Parlantes”.

En su diseño, la revista busca construir también un espacio para plumas jóvenes. En este número, se incluye un poema del poeta, ganador del Premio Joaquín Xirau Icaza 2017, Javier Peñalosa, y dos artículos en la sección “Pluma Novel”, redactados por jóvenes formados en alguno de los programas docentes de El Colegio.

La antigua Diálogos cubrió un espacio de acercamiento con el mundo intelectual fuera de México. Se incluyeron, por ejemplo, traducciones de autores que publicaban por primera vez en español, como Milan Kundera. Después de más de cinco décadas desde la fundación de la revista, las formas de comunicación han cambiado. Las tecnologías de la información y la comunicación nos han acercado al mundo exterior y también han modificado la forma en que difundimos lo que hacemos. Un cambio fundamental de nuestra propuesta respecto de la antigua Diálogos es su carácter de exclusivamente revista digital. El Colegio de México, como institución pública y siguiendo con el espíritu de otras revistas de este tipo, prioriza en este caso la difusión de los contenidos; de ahí la decisión de que esta publicación sea de acceso abierto. Hay un reto y una oportunidad para el proyecto en esta decisión. En primer lugar, buscamos combinar la mejor tradición de conversación y debate con las potencialidades que dan los nuevos formatos de comunicación digital. He ahí uno de los principales retos en la viabilidad del proyecto en el futuro. Sin embargo, reconocemos también que una iniciativa de este tipo tiene que aprovechar la flexibilidad que los nuevos formatos dan, para ir construyendo y mejorando sobre el camino.

La revista busca conservar el espacio como propuesta artística que dialoga con el contenido. Para este número en particular, incluimos imágenes de varias piezas de arte haitiano que se integraron dentro de una iniciativa más amplia de cooperación académica y artística desde El Colegio de México con Haití y que quedó plasmada en la publicación del libro Haití, historias y sueños: sociedad, arte y cultural, coordinado por Carlos Alba, Randolph Gilbert y Gustavo Vega. Buscamos que la imagen no sólo adorne, sino que también acompañe al texto y tenga una dinámica propia de comunicación.

Un homenaje imprescindible a Ramón Xirau

En abril de este año visitamos a Ramón y Anita Xirau para presentarles el proyecto y la propuesta de la imagen digital de esta nueva publicación. Ahí les comentamos que la inspiración de este proyecto era la revista que él fundara y el espíritu de interlocución con diferentes enfoques y voces dentro y fuera del país. En reconocimiento al legado de Ramón Xirau, también comentamos que era para nosotros natural e imprescindible iniciar este primer número con un homenaje ofrecido a él. Entre los muchos que ha recibido a lo largo de su vida, en éste buscamos destacar no sólo sus aportaciones al conocimiento sino su labor como facilitador e impulsor de diálogos a través de la revista.

Con la tristeza que nos da que don Ramón no haya podido ver este primer número de nuestra revista, recuperamos en el mismo narraciones de sus colegas, discípulos, compañeros de exilio y amigos. Incluimos también su voz de filósofo, intelectual y ensayista mediante una selección de textos y de sus poemas. Finalmente, en las lecturas alrededor de don Ramón encontramos frecuentemente su figura como padre y como hijo. Por ello, en este homenaje no podían faltar las referencias a Joaquín Xirau padre y poemas selectos de Joaquín Xirau hijo.

 

Silvia E. Giorguli
Presidenta / El Colegio de México
Octubre de 2017